BENEFICIOS DE LA MORINGA

Antioxidante

Con sus más de 40 elementos antioxidantes, es muy util para frenar la acción de los radicales libres y para evitar infecciones.

Desintoxicante

Ejerce un efecto protector y desintoxicante sobre el riñon. La moringa favorece la eliminación de las toxinas.

Reduce el colesterol

Te ayuda a reducir los niveles de colesterol en sangre y a la larga previene los accidentes cardiovasculares.

Antibacteriana

Muestra una potente acción antibacteriana, lo que impide el desarrollo y propagación de determinados agentes patógenos, como las bacterias Helicobacter pyloriE. coli, o la salmonela.

Protección intestinal

Ejerce un efecto reparador sobre las céculas hepáticas, mejorando la digestión y la metabolización de nutrientes.

Antiinflamatoria

Tiene una alta capacidad antiinflamatoria, efectiva en el tratamiento de afecciones crónicas como la diabetes, la artritis y la artrosis, y también en inflamaciones digestivas, hepáticas y renales.

Aporte de energía

La moringa oleifera es una planta energética; potencia la producción de glóbulos rojos y nos proporciona vitaminas esenciales que aportan vitalidad y energía, útil para afrontar estados de debilidad y fatiga.

Combate el sobrepeso

El fruto de moringa, pobre en grasas, ayuda a combatir el sobrepeso y favorece la buena asimilación de los nutrientes.

Antitumoral

Por la presencia de flavonoides como el kaempferol y la quercetina, se ha ensayado en tratamientos coadyuvantes de tumores.